miércoles, 24 de octubre de 2012

Otro beso.


Un beso rojo sobre tus labios.
Con el sonido fuerte que te llene el tímpano.
Delicioso que sonroje tu rostro..
Y duradero hasta que veas perderse mi silueta
entre la niebla del olvido.