domingo, 30 de abril de 2017

Esperando respuestas.

¿Qué hacer cuando no se sabe que hacer?, cuando la mente está nublada y también el corazón. Qué hacer cuando la consciencia nos deja, cuando los deseos nos devoran, cuando el pasado nos sigue, nos atormenta con sus rostros felices, con los besos candentes, con el sexo sin amor. 

¿Qué hacer con los temores, con la nostalgia, con las decisiones que no nos atrevemos a tomar, con las canciones cargadas de recuerdos que en la ventana de un taxi me hicieron llorar, qué hacer para no causar daño, para no herir en vano?

La ansiedad me envuelve y busco ese número en mente, porque lo borramos del celular pero nunca del recuerdo, ahí está a la espera y lo sabemos, lo buscamos y procuramos olvidar sin querer que llegue el olvido, nos mentimos, engañamos y sufrimos por ello.  Lo encuentro, veo fotos y me doy cuenta de todo el tiempo que ha pasado, sin embargo la puerta parece seguir abierta y esperando...

¿Y qué hago?, ¿será que le doy prisa al mal paso?