domingo, 25 de julio de 2010

Que ria el alma aunque llore el cuerpo.

Es tiniebla el momento, mil visiones aturden mi mente, no ordeno mis pensamientos y me asusta el presente, no encuentro lo que busco mas lo que no me acecha, peligro inminente es creer en quien no de debe.. me pides que te confie mi alma, me ofreces saciedad en deseos pero esta tempestad amarga es mucho mas alla del cuerpo.