domingo, 26 de junio de 2011

Si te tuviera

Casi tiemblo con la sola de la caricia que me regalaste
Me sentí cubierta por el manto de tus ojos de misterio
Totalmente llena por la promesa del momento
Extasiada por la fortuna de tus manos en mi piel

Todo es más a mis ojos, mucho más de lo que es
De lo que puede ser…
No logro someter mi imaginación a límite alguno

En mi mente podrías quererme
Podríamos ser felices
Podríamos estar revestidos por un buen augurio
Y sometidos a la voluntad de una dicha plena e inclaudicable

Pero entonces no seríamos nosotros
Sino otras almas dentro de nuestros cuerpos
No somos nosotros si no respiramos caos

No serían nuestras vidas
si los sueños se materializaran
Y no podría desearte tanto si te tuviera