lunes, 2 de julio de 2012

Todo se quema

Si al pensarte mi sangre arde,
cuando te veo se vuelve una caldera..

que placer regalan esos ojos profundos
como la noche, brillantes 
llenos de polvo de estrellas,
esos ojos que dan vida a mi alma curiosa..

esa voz, ése acento, y esos labios
que pronuncian las palabras plenas
como lo último que he de oír en mi vida.

Tus cabellos oscuros, lustrosos, 
como los rincones de mi alma..
y tus brazos largos que bordean
los mares de mi tierra.

Tus piernas fuertes
que sostienen el coliseo de
ese cuerpo de mi apetito..
ese cuerpo que se rinde a mi espera,
que clama mi nombre y pide mi esencia.

Delicia.. es manjar sin clemencia.
es lo que me sustenta. lo que me posee.
Lo que me apacigua y violenta.

Si al pensarte la sangre arde...
cuando te veo todo se quema.