domingo, 25 de noviembre de 2012

Hormigas rebeldes.

... Es como estar en un hormiguero.
Mientras los gigantes caminan, corremos todas asustadas.
Desesperadas,  porque llega la noche y muere el día,
a cada centímetro que el sol se pierde, consume un poco de nuestras vidas;
El aire es denso aquí abajo, el aire pierde el oxígeno de rutina..
Las luces son tenues, nos abrazamos para pasar el frío..
Seguimos corriendo.  Tenemos miedo.

--¡¡Si!! Mi miedo, ¡es Mío!--

Ustedes festejan, comen, celebran.. Su jolgorio no cesa,
en su mundo solo hay uvas y vino, los quesos.. la cerveza.
mil sabores y colores, el pan fresco, con olor a novedad,
con olor a delicia de pan inalcanzable,
todo, con sabor a banquete.
Lo pruebo.. escupo.
Nunca he sido buena para tragar comida de corruptos.

Aquí abajo corremos, pero vamos juntos,
esa chica es mi amiga, esa señora es mi madre,
aquel tipo me silva.. ¡pero no va a dañarme!

-No se lo permiten, no estoy sola-

El espacio es pequeño, pero la gente es grande,
somos hormigas rebeldes, que corremos a atacarte.
El estómago vacío, pero el alma llena.

No necesitamos comprar gloria;
pues tenemos la certeza de que-el poder que ustedes tienen,
es tan nuestro como esta Tierra.

Nicaragua está viva, es cuerpo que se agita,
el volcán de las conciencias está en marcha activa.
Éstas hormigas despiertan y a ustedes, se les acaba la fiestecita.