viernes, 27 de enero de 2017

Y la vida sigue

Hay una sensación graciosa y creo que también es compartida, cuando nos vamos de un sitio volvemos a ver si dejamos algo, esa soy yo en la vida, encantada de ver hacia atrás y casi deseosa de regresar a recuperar lo perdido,  mis besos, mis gemidos, mis lágrimas,  mi tiempo esperando promesas incumplidas, mis ilusiones rotas, mi desnudez en tantas camas sin alma y sin gloria.
Sobre todo,  mi tiempo, mis años juveniles, el arrepentimiento.
Quisiera volver y verme frente a frente como un espejo, detenerme, decirme: "No",
Sin embargo,  al caer la tarde sobre mis 25 años entiendo que me queda mucho aún por arrepentirme, por llorar, por amar, por entregar; y sigo hacia el frente aunque sé que mañana querré volver atrás.