viernes, 15 de abril de 2011

Aventuras de iniciación

Recuerdos de una noche que parecía volverse eterna hasta el momento de interrupción

como siempre, algo irrumpe en los bueno tiempos..

Cerraba los ojos y aun podía sentir aquel cuerpo cálido
la saliva con sabor a licor
unas manos frías con los dedos en su boca;
el colorete rojo dejando rastros en el cuello
y las uñas escarlata haciendo un mapa en la espalda
Un gemido al oido como cereza en el pastel..

Aquellos rincones húmedos y bulliciosos,
el olor a tabaco llenando el ambiente
más los destellos de perfume dando un toque de aquel ser

El sitio estaba a oscuras con tildes de luces de colores
la música a más no poder
y los dos cuerpos vibrantes en silencio y placer

Unas caderas profundas atadas a la cintura prominente
y las manos marcando el ritmo de la aventura
el cabello crespo y húmedo enredado en los dedos
una mordida al labio con un exquisito sabor a sangre
y aquellas manos efímeras recorriendo todo sin dejar centímetro descubierto

Las voces temblaban y la respiración se estremecía
se advertia un leve temblor en ambos
todo era tan público y tan privado..
Sin que nadie sospechase que estaban a punto de estallar ...

El momento llegó a su fin tras una maldita interrupción
le fue a los cuerpos como una ducha fría
se fueron del lugar más complices que nunca
amándose aun más que cuando entraron

Aborrecía cómo a pesar del tiempo y la distancia los recuerdos hacen que el cuerpo se encienda y le reclame

Para bien, la vida empieza y estas fueron a penas aventuras de iniciación; para mal.. ya él nunca sabría el resto de la historia