sábado, 29 de junio de 2013

Y arder en tu memoria.

Decirte mil veces que te quiero,
aferrarme a-quellos besos fugitivos,
tomar con ambas manos los recuerdos
y quemarme, hasta ser cenizas en tu olvido.