sábado, 29 de junio de 2013

Te adoro, desde hace tiempo.

La reina de la noche ilumina el cielo como sol nocturno.
Se ve chispeante como luciérnagas atrapadas en un cristal.
Irradiando vida cautiva... Lejana, pero tan presente.
La luna está intensa y despierta deseos..
Yo recuerdo tu mirada, la de aquella noche en que aullamos en amor por primera vez.
Hace un año, cuando la luna guardaba estruendoso silencio mientras nuestros dedos se cerraban juntos, enlazados entre las manos y los labios conjugaban las palabras en besos perfectos.