sábado, 7 de agosto de 2010

En tus brazos morfeo...

Etoy sola otra vez, presenciando la muerte de otro dia de mi vida. cada minuto se vuelve espeso en mi existir, no puedo mas... la carga sobre mi espalda es indescriptible, me siento vivir una eterna pesadilla de dias grises y noches de silencio amargo, me ataca la melancolia, pierdo el sentido... quiero morir y despertar en otra vida, bajo otro cielo; cobijada por la esperaza de un renacer en paz me entrego a morfeo, ruego a los dioses tengan piedad de mi, el alma triste y solitaria, vagabunda del mundo.