domingo, 29 de agosto de 2010

Soledad y silencio,
luto sin muerte,
dias sin sombra
y los temores de siempre

amando como nunca
viviendo tragedias,
en la espera nula
de que te atrevas y vuelvas...